Deja un comentario

Proyecto Paseo Bicentenario (impresionante)

El ultimo 8 de Julio se innauguró la tercera etapa del paseo de la Independencia, de cara a una serie de obras que buscan embellecer urbanistica y turisticamente a Tucuman para el bicentenario. La tercera etapa comprendía la revalorización de calle  24 de Setiembre al 300 ,para unir dos de los sitios más relevantes de la historia argentina, la Casa de la Independencia y el Templo de la Merced donde se encuentra la imagen de la Virgen proclamada Generala por Manuel Belgrano en 1812, días después de la Batalla de Tucumán. Al parecer una proxima etapa comprendería la recuperación de la zona del “bajo” cerca de la vieja estación de omnibus y el viejo ferrocarril, referente a esto encontramos en youtube un video colgado que muestra una maquetación virtual sobre un proyecto de los arquitectos Humberto Salazar,Marcelo Beccari y el ingeniero Adolfo Rodriguez. En este sorprendente video se puede visualizar las zona del ferrocarril y una serie de modificacion arquitectonicas que permitirían el facil, libre y seguro circulamiento de peatones y vehiculos aislando la zona de las vias previniendo accidentes, y también se puede ver una fuerte apuesta a los espacios verdes que interactuan y se conjugan en una modernisimo proyecto urbanistico.

Esperemos que este u el proyecto que fuere elegido finalmente se lleve a cabo y que no quede todo como promesas incumplidas.

nota: Vean el video  pantalla completa, es I M P R E S I O N A N T E.

http://www.youtube.com/watch?v=AVckEo_Z6gQ

[media id=2 width=380 height=310]

Paseo Bicentenario | San Miguel de Tucuman

PROYECTO PARA CRUCES VEHICULARES INFERIORES Y PEATONALES SUPERIORES
A LAS VÍAS DEL FFCC BELGRANO EN PLAYA ESTACIÓN CENTRAL CÓRDOBA EN
CORRESPONDENCIA CON CALLES MENDOZA Y CÓRDOBA

Proyecto: Ing. Adolfo Rodriguez | Arq. Humberto Salazar | Arq. Marcelo Beccari

ACERCA DEL PROYECTO:

El proyecto urbano-arquitectónico tiene a la obra ingenieril como determinante inicial generando la oportunidad de crear un espacio público de gran escala, dando origen al desafío de vincular las dimensiones infraestructural y arquitectónica en un mismo programa.
De este modo, la intervención puede resumirse en dos instancias claves: la continuidad-articulación de una trama urbana fragmentada, y por otra parte la jerarquización del espacio público mediante la creación de ámbitos participativos y cualificados.
El Parque propuesto, a ambos lados del ramal ferroviario, permite experiencias perceptuales variadas propias de una secuencia lineal y ofrece una oferta de miradas y perspectivas cambiantes que definen, identifican y diferencian a este corredor verde como un lugar particular de la Ciudad.
Se procura en su recorrido una experiencia estética mediada por una sensibilidad contemporánea y una lectura que permite ver la obra ingenieril y arquitectónica en una dimensión plástica-escultural, encontrando en sus formas y materiales empleados algunas claves referenciales: el ferrocarril, la actividad azucarera y sus cargaderos, y hasta formas orgánicas presentes en diversos elementos del proyecto. Esta intención está presente en la búsqueda de elementos singulares que refuercen nuestra identidad y que al mismo tiempo genere otras nuevas identidades (entendiendo la identidad como un proceso en evolución permanente) y apropiaciones por parte de una comunidad con una voluntad históricamente vanguardista, plural y moderna.

Los elementos generadores en el proyecto resultan los pasos bajo nivel y los puentes peatonales. En el primer caso, la opción de resolverlos bajo tierra tuvo como punto de partida la necesidad de superar el sector de vías sin alterar las mismas y al mismo tiempo generar el menor impacto perceptual posible. De este modo, sólo aparecen visibles las troneras (elementos de acceso a los túneles), que actúan como protección para los mismos, como transición lumínica necesaria para el automovilista y además constituye una excusa para la definición de una forma altamente plástica e icónica, que alude a formas orgánicas que se arraigan al suelo pero emergen al mismo tiempo como objetos transparentes y luminosos.
Los puentes peatonales, en este mismo sentido, aúnan la apropiada resolución de ingeniería a partir del empleo de formas amigables, estilizadas y sutiles que dialogan con el resto de los elementos de la propuesta.

La elección de los materiales hormigón, acero y vidrio- radica en una elección estética resultado del carácter infraestructural de la obra. El hormigón como material durable, resistente y económico, connatural a la apropiación de un espacio público que soporta la arbitrariedad del uso y del tiempo; el acero como material inherente a la actividad ferroviaria e industrial y que junto al vidrio derivan en la contemporaneidad desde lo simbólico que responde a la premisa buscada.

La secuencia de elementos plásticos-icónicos se halla inmersa en un corredor arbolado a ambos lados de las vías que une y vincula las diversas zonas que lo componen, otorgando sombra, color y aromas gracias a la elección de especies vegetales y recupera y genera nuevos ámbitos para el paseo y disfrute de la comunidad.

Por último, fue premisa del proyecto el mantenimiento de la mayor parte posible de dos edificios que formaban parte de las instalaciones de la Estación Central Córdoba para su recuperación, puesta en valor e incorporación en la propuesta como un importante testimonio de nuestra cultura ferroviaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: