Deja un comentario

Los desastres del diario El Tribuno de Tucuman

En la última asamblea, los trabajadores declararon el estado de alerta y movilización y pautaron los próximos pasos para exigir que la empresa cumpla con los compañeros que llegaron a un acuerdo para dejar la firma. Se activarán mecanismos gremiales y legales además de volver a las movilizaciones en la calle.

Los trabajadores de El Tribuno, conjuntamente con los dirigentes de la APT y empleados que llegaron a un acuerdo con la empresa, resolvieron el jueves pasado realizar el próximo martes un escrache en las puertas del matutino si es que hasta ese día la firma no brinda una respuesta concreta de pago de las indemnizaciones adeudadas a 25 compañeros.

Por unanimidad se resolvió además declarar el estado de alerta y movilización y convocar para el lunes 10 de agosto a una asamblea general en las puertas del diario para analizar los pasos a seguir e informar a los transeúntes sobre la difícil situación que atraviesan los compañeros del medio.

Concretamente los trabajadores resolvieron:

1- Declarar el estado de alerta y movilización y asamblea permanente.

2- Realizar asambleas diarias en la puerta del diario desde el lunes 10 de agosto a fin de manifestar nuestro enérgico repudio por el incumplimiento por parte de la empresa del convenio firmado en la Secretaría de Trabajo de la Provincia.

3- Dar como fecha límite de la solución al conflicto por la falta de pago de la empresa del convenio de desvinculación el martes 11 de agosto.

4- Exigir que se cumpla el Convenio Colectivo de Trabajo 186/75 y la Ley 12.908 (Estatuto del Periodista Profesional).

5- De no obtener respuestas hasta la fecha límite, se denunciará el incumplimiento del convenio ante la Secretaría de Trabajo de la Provincia y se procederá a profundizar el plan de lucha hasta tanto Multimedios Norte Asociados SA proceda a cumplir con los acuerdos y la legislación laboral vigente.

La falta de sensibilidad de la patronal del diario El Tribuno ya no es un hecho que sorprenda. Desde que se instalaron en Tucumán, el grupo económico del senador Juan Carlos Romero se encargó de pisotear el convenio colectivo del trabajo que rige la actividad de los trabajadores de prensa. Incumplimientos en tiempo y forma en el pago los magros salarios totalmente alejados de la escala vigente, la constante evasión de los aportes previsionales y de obra social; y la falta de compromiso y seriedad para con los empleados, fueron una constante desde julio de 2005 hasta la fecha.

La única ley que cumplieron a rajatabla es la del eterno retorno. El retorno de los impresentables de siempre, que se fueron de la misma manera como llegaron: abriendo un hueco en la ventana de su maculada conciencia y huyendo como roedores.

Pasaron tres directores en el diario y nada cambió. Despidieron en 2007 a 16 compañeros y nada cambió. Reeditaron en marzo de este año la misma receta neoliberal: pergeñaron una sangría laboral que dejó en la calle a 31 trabajadores. Nada cambió.

Con bombos y platillos el GRUPO AMBITO FINANCIERO anunció meses atrás la adquisición del Diario El Tribuno con 31 trabajadores menos (condición sine qua non para la transacción). Con lenguaje mesiánico los nuevos dueños prometieron en abril que “en dos meses más” las cosas iban a cambiar, argumentando que en esta oportunidad, una empresa seria y económicamente fuerte se afincaba en Tucumán. No sólo nada cambió sino que la situación se empeoró.

El compromiso de cumplir con los contratos de indemnización que firmó Multimedios Norte SA con 25 compañeros despedidos se diluyó. Se las llevó el viento de la mentira, de la infamia, de la traición. Tanto el personero de la empresa salteña (Javiercito Nanni para los pocos amigos) como los voceros de Ámbito Financiero (léase Gustavo Isaac, Eliseo Trillini, Petroccelli, el papá de Oaqui o vaya uno a saber…) se adjudican responsabilidades en el pago y ninguno quiere afrontar la obligación.

El jueves 6 de agosto pasó un hecho singular en el diario El Tribuno. Todos (menos uno) los trabajadores que quedan en el matutino salieron a la calle a apoyar a sus compañeros despedidos.

Fue un verdadero acto de solidaridad y compromiso que nos inocula fuerza y esperanza para seguir peleando por nuestros derechos. Compañeros, sabemos que nos queda aún un camino largo por recorrer. Porque lo que verdaderamente importa más allá del resultado de la batalla, es saber que se puso todo de uno para conseguirla.

Secretario de Prensa de la APT y delegado de El Tribuno

fuente:DIARIODIGITALGLOBAL.COM.AR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: