Deja un comentario

No se olviden de barbarita- el tucuman que duele

https://i0.wp.com/farm5.static.flickr.com/4027/4546651833_32abef53f0_m.jpghttps://i0.wp.com/farm5.static.flickr.com/4055/4547287066_6ce2d1ee16_o.jpg

Luego de la crisis del 2001 en Argentina se vivieron momentos muy críticos, tanto económica como socialmente, muchas tristes realidades salieron a la luz y el mundo entero puso los ojos en nuestra país… Tucumán no quedó ajeno a esto.

Recuerdo que las noticias se multiplicaban por cientos, todas las semanas las denuncias por desnutrición copaban los noticieros y las tapas de los principales diarios internacionales, el hambre se estaba comiendo el futuro de Tucumán, testigo y protagonista de esa realidad fue Barbarita, una niña tucumana como muchas otras, que le contó a una cámara de TV desde su inocencia el dolor y la angustia que pasaba.

Corría el año 2002, y la periodista argentina María Laura Olivan entonces columnista del programa de Jorge Lanata fue quien descubrió con pena a Barbara Flores : “Barbarita” .

La misma periodista recordaba en su blog personal 6 años despues de conocer a Barbarita durante un reencuentro:

Seis años despues de haberla visto por primera vez me reencontré con Bárbara Flores. Cuando la conocí, yo era columnista del programa de Jorge Lanata y ella era una nena de 8 años que pesaba 25 kilos e iba a una escuela de dos mil alumnos con el comedor suspendido por ¨falta de fondos¨, con jornadas escolares de tres horas porque el edificio no era suficiente para todos, con hambre en la panza y angustia en el corazón. Era abril de 2002 y cuando nos vimos, no hizo falta más que preguntarle algo a su hermanito para que ella escupiera su dolor en una frase ahogada. El director de su escuela, Miguel Galvan, había dado a conocer la estadística: ocho de cada diez nenes se desmayaban de hambre, al menos, una vez por semana. Esa nota a Bárbara le cambió la vida: llegaron a la escuela donaciones de alimentos que permitieron alimentar durante un año y medio a los dos mil chicos de la escuela, conoció Bariloche y Misiones y Lanata dirigió un documental para cine en el que narró su historia. Bárbara de pronto estaba en la pantalla grande y visitó Buenos Aires. Desde ese entonces su papá consiguió trabajo, el gobierno les construyó tres piecitas para que no estén más los 10 integrantes de la familia apilados en una sola y ella se transformó en una señorita. Está por cumplir los 15 y pesa 54 kilos. Tiene una mirada luminosa, una sonrisa dulce y una herida casi abierta. Su vida no fue un cuento de hadas, pero con la televisión las cosas mejoraron un poco. Sólo pedirle que me cuente cómo recuerda esos días de su niñez y aparece otra vez la Barbarita del 2002, pronto sus ojos se llenan de lágrimas. De la casa de Bárbara, salí para conocer qué había sucedido con la gente del barrio (eso se los cuento la próxima) y despues fui a ver al gobernador Alperovich. En su despacho, todo parece estar bajo control. Es enérgico y está informado. Los taxistas en Tucumán dicen que todos los días inaugura obras públicas. El dice que falta mucho por hacer pero que se está avanzando de a poco. Yo.. qué decirles. Lo conozco hace tiempo a este hombre que supo ser ministro de Economía del gobernador Miranda, que es uno de los dueños de la concesionaria de autos Aleperovich que provee de vehículos a la gobernación y que por estos años es uno de los gobernadores mimados de Cristina Kirchner. Los detalles son aburridos pero les quiero decir que en Tucumán como en el Chaco, las distancias entre los despachos de los funcionarios y las calles que camina la gente es enorme. Que la Tucumán de la que me habló Alperovich parece otra. La de las mil opciones de paseo para los turistas europeos. Una Tucumán controlada y tranquila y no, la que yo conocí. La bárbara Tucumán de los chicos, todavía, con hambre.

Pasaron varios años… y muchos tucumanos lo recordamos como si hubiese sido ayer… es que Barbarita tuvo una oportunidad… pero muchos otros no la tuvieron… muchos murieron abandonados por el Estado y principalmente por la Sociedad… por eso no debemos olvidar… por que somos un poco cómplices de aquel Tucumán que sigue estando ahi… entre nosotros… por que ya no seremos la tapa de un diario… pero los pobres siguen sobreviviendo afuera… por que los pibes siguen pidiendo monedas en la Avenida Roca o en cualquier semáforo, por que están descalzos, por que tienen frío y el invierno empieza  a pegar duro… por que nadie los protege… por que el Gobierno les da la espalda y no siempre va estar una cámara, un blog, o un periodista para decirnos “MIREN !! SE NOS ESTÁN MURIENDO EN LOS BRAZOS!” el futuro se nos muere en cada esquina… en los pibes que se drogan, en los pibes que ya no encuentran esperanza. Debajo de la autopista en las villas hay seres humanos, debajo de tu basura hay seres humanos… durmiendo en la entrada de tu garage, en las escalinatas de la Catedral hay un ser humano… como vos… como cualquiera de los tuyos, ayudemoslos, propongo no olvidarnos… no permitamos que esto vuelva a suceder… aprendamos de nuestros errores y exijamos que se respeten los derechos de todos. Ayudemos, si el Estado no se hace cargo hagamos algo nosotros… no esperemos que la historia se repita.

Videos:

una respuesta para barbarita 1

una respuesta para barbarita 2

Hambre y Desnutrición en Tucumán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: