1 comentario

Paul Groussac-un francés en Tucuman

Paul Groussac

Cada tanto algún medio rescata de los polvorientos archivos  aquellas historias de personajes celebres desconocidos que alguna vez pisaron Tucumán o que de alguna forma estuvieron vinculados a la historia de esta Provincia, es el caso de  Paul Groussac , un Francés que estuvo por estas tierras en 1871 invitado por el tucumano Nicolás Avellaneda ,despertando con sus palabras criticas la  pólemica en la convervadora sociedad Tucumana. Moría un día como hoy pero de 1.929 :

Frances de nacimiento, Francois-Paul Groussac, fue argentino de corazon y sentimiento, ademas uno de los mas destacados personajes del pensamiento de transicion hacia la nueva escuela de aquel pais sudamericano, donde hoy es revalorado.

Nacido en Toulouse, Francia, el 15 de febrero de 1848, Groussac inicio estudios en el liceo de su ciudad natal, luego fue admitido en la Escuela Naval de Brest, pero decidio no incorporarse por la atraccion que ejercia en el su espiritu de viaje alrededor del mundo, y que acabo solo en Paris, dada su escasez de recursos.

Posteriormente trabajo en la ciudad de Burdeos y de ahi se embarco en el buque “Anta”, que lo llevaria a Buenos Aires, Argentina, a donde llego en febrero de 1866, cuando apenas tenia 18 anos; ignorando el idioma pero con solidos conocimientos sobre los clasicos.

En Buenos Aires comenzo a estudiar y en 1870 obtuvo una catedra de matematicas en el Colegio Nacional; ahi conocio a Jose Manuel Estrada y a Pedro Goyena, quienes lo llevaron a las reuniones de la “Revista Argentina”, que dirigian.

A pedido de Goyena, Groussac colaboro en un estudio sobre Jose de Espronceda, escrito en castellano, que intereso al ministro de Instruccion Publica, Nicolas Avellaneda, al punto de que lo llamo para ofrecerle catedras en el Colegio Nacional de Tucuman, en 1871.

En ese entonces, Groussac pensaba regresar a Francia, pero el ofrecimiento de Avellaneda lo hizo cambiar de parecer, ya en Tucuman fue designado profesor de matematicas en 1871, donde laboro tres anos, cuando fue expulsado de esa institucion.

El motivo de su alejamiento fue un articulo periodistico de su autoria, titulado: “El Colegio Nacional.

Su decadencia y ruina”, de caracter sumamente critico, que seria su inicio como escritor, mostrando desde entonces su estilo incisivo y polemico, que habria de granjearle numerosos oponentes, sobre todo en el plano intelectual.

Volvio a Buenos Aires para participar en el Congreso Pedagogico Nacional de 1872.

Fue director de ensenanza de la provincia argentina de 1874 a 1878, luego fue Inspector Nacional de Educacion.

En este ultimo ano, asumio la direccion de la Escuela Normal de Tucuman.

Merecio criticas por su trato demasiado severo, que lo llevaron, incluso, a batirse en duelo.

Segun sus biografos, fue un hombre muy activo, lector incansable de todas las novedades literarias; periodista de los diarios “La union” y “La razon”, asimilo el medio provinciano de la mejor manera y vivio sus inquietudes, que lo llevaron a formar alli su hogar.

Nunca perdio contacto con Buenos Aires, enviaba sus colaboraciones que eran publicadas en “La tribuna”.

En estas fechas aparecio su estudio sobre el libro de Mansilla, “Una excursion a los indios ranqueles”.

No tardo mucho en publicar su “Ensayo historico sobre el Tucuman”, escrito por encargo del gobernador de la provincia para figurar en la memoria de la Exposicion Continental de 1882, el cual fue premiado.

En los primeros meses de 1883 regreso a Francia, donde se vinculo con Emilio Zola, Edmundo de Gongourt, Francisque Sarcey, Victor Hugo y otros escritores.

De regreso a Buenos Aires, a fines de 1883, Groussac tenia una nueva personalidad, del mundo de las letras.

El doctor Wilde, ministro de Instruccion Publica en la presidencia del general Roca, lo nombro en 1883 Inspector de ensenanza secundaria.

En este cargo, realizo una importante reorganizacion del personal de ensenanza y una reforma de los planes de estudios.

En enero de 1885 fue designado director de la Biblioteca Nacional, lugar donde desarrollaria su labor mas importante, que solo abandono ocasionalmente, para realizar viajes cortos a distintos paises sudamericanos.

Alli organizo el Deposito de Manuscritos y fundo dos publicaciones memorables: la revistas “La biblioteca” y “Los anales”.

En la primera, una publicacion mensual dedicada a la historia, la ciencia y las letras, colaboraron firmas de gran valor con articulos novedosos; y en la segunda aparecieron varios de sus trabajos relativos a la historia del Rio de la Plata.

De esos estudios nacieron sus libros: “Santiago de Liniers, Conde de Buenos Aires; 1753-1810” (1907), “Mendoza y Garay.

Estudios de historia argentina” (1918), los dos volumenes de “El viaje intelectual” (1904-1920) y “Los que pasaban” (1919), con las biografias de Estrada, Avellaneda, Pellegrini y otros destacados personajes de la politica y la cultura.

Su obra estrictamente literaria conto con una recopilacion titulada “Relatos argentinos”, y en frances escribio “Les iles malouines”, alegato en favor de la soberania argentina sobre aquellas islas.

Por ese tiempo, tambien colaboro en “La nacion”, “La prensa”, “El diario” y en “Le courrier francais”.

En 1925 una enfermedad le produjo la ceguera total y lo obligo a abandonar todas sus actividades.

Fallecio en Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1929.

fuente: enelshow.com

Anuncios

Un comentario el “Paul Groussac-un francés en Tucuman

  1. Oh!!! El ultimo especimen de su genero interesado en datos historicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: