Deja un comentario

Tardes Tucumanas- Cronicas Urbanas II

Nace la tarde en Tucumán, muchos regresan a casa, otros se dirigen a sus lugares de trabajo, a encontrarse con amigos , a comprar o simplemente a pasear. La calle Congreso está repleta de turistas, muchas cámaras , mochilas cansadas y lenguas foráneas que se agolpan frente a la “Casita de Tucumán” nombrándola y señalándola con el dedo cada vez que pueden ante el fastidio de los tucumanos que siempre la conocieron y veneraron como la “Casa Histórica de la Independencia” , se agolpan para mirar de cerca el trabajo de un hombre que tirado sobre el adoquinado, hecha vida brocha en mano a un mural colorido, es REP , un tucumano dibujante y humorista gráfico reconocido y exitoso , junto a el una banda acompaña su creatividad con algo de musica.

La plaza Independencia está nutrida de policías, hay vallas solitarias frente a la Casa de Gobierno, todo luce muy limpio para la caravana que hace algunos instantes desapareció con la protesta de los trabajadores autoconvocados de la sanidad. Unas jóvenes idealistas descuelgan afiches tendidos de una cuerda entre los naranjos, recogen sus bolsos y se van, detrás un hombre camina con un pasacalles envuelto sobre su hombro derecho. Las palomas y los gorriones pelean sobre las baldosas por el alimento que la gente les tira, ya no parecen aves, es como si mutaran y se convirtieran en concreto alado, trozos de ciudad, seres incivilizados que luchan por sobrevivir en medio de una selva de edificios. Una familia se autoretrata en un banquito frente a Casa de Gobierno, el mas pequeño  se escapa de sus Padres a corretear las palomas mansas que lo evaden y confunden su aleteo con la brisa helada que se niega a desaparecer pese al sol radiante que se impone en el medio de ese  cielo azul.

Un perro abandonado acompaña la soledad de un transeúnte que se sienta y espera a que el tiempo lo consuma, un abuelo  camina con pasos cortados por los años y cruza paralelamente la Plaza,el transito se vuelve un caos como de costumbre, bocinas, insultos, y ese sonido ensordecedor de panales de motores impactando con eco sobre los muros.

Mientras una parte de la Ciudad duerme en su sagrada siesta, la otra despierta, los comercios uno a uno comienzan a abrir sus puertas, hay policías por todas partes, el parque 9 de Julio parece tranquilo, los jóvenes comienzan a llegar con el mate entre las manos para despedir una tarde calurosa, que poco  a poco va dejando paso al frío hiriente de la noche tucumana.

De Infierno Urbano
De Infierno Urbano
De Infierno Urbano
De Infierno Urbano
De Infierno Urbano
De Infierno Urbano
De Infierno Urbano
De Infierno Urbano
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: