Deja un comentario

Una alternativa al carro tracción a sangre

Los carros tracción a sangre son penosamente ya parte del paisaje tucumano, como la Casa Historica de la Independencia o como las baldosas invisibles de las veredas centricas, son los testigos ambulantes de la realidad tucumana, la que no se ve, o la que nos negamos a mirar, una porción de la desigualdad social que naturalizamos como tantas otras injusticias de nuestra cotidianeidad. Los carros tracción a sangre representan a muchas familias de la capital tucumana y sus alrededores que viven en la pobreza, con las necesidades básicas insatisfechas, con la imposibilidad de poder acceder a un empleo digno ni a los recursos necesarios para poder conseguir un medio de transporte convencional y que utilizan sus carritos como forma de transporte del cartón y la basura que recolectan en el centro y los alrededores de la ciudad, en otros casos para transportar arena o ripio para las obras de construcción. Estos vehiculos son de fabricación casera,construidos con ejes de autos viejos, un par de ruedas usadas, y una caja al  estilo de las viejas carretas improvisada con maderas, atadas con cuerdas y alambres o sujetas con clavos y tornillos, no usan nafta ni ningún otro combustible mas que la sangre de animales de carga, caballos que son usados para tirar de estos carros soportando muchas veces el excesivo peso, y en condiciones lamentables.

La circulación de los carros tracción a sangre primeramente significan un riesgo para quienes los conducen por que  son inseguros, no tienen luces, ni ninguna otra medida de seguridad, pero además ponen en peligro a los otros conductores y transeuntes ya que suelen protagonizar accidentes, muchas veces los caballos son llevados a pastar en los ingresos de la Ciudad y significan un gran riesgo para los automovilistas que suelen toparse con estos animales sueltos en las rutas, también son una forma de maltrato animal ya que como dijimos soportan cargas excesivas, son mal alimentados y muchas ocasiones los caballos son atropellados, o enfermos u agonizantes acaban abandonados a su suerte en la ciudad. Aveces es paradojico y contradictorio ver los controles vehiculares de la policía de tránsito en los accesos al Gran San Miguel de Tucuman, con campañas de seguridad vial, mientras los carros entran y salen peligrosamente ante la vista de los agentes aún cuando están prohibidos.

Esto va mas allá de un problema como la superpoblación de motocicletas que ahora no saben como controlar, es claramente una problemática social cuya superación implica solucionar todo el trasfondo de crisis que el sistema se encarga de mantener para su supervivencia, sería lo ideal y que estas personas puedan acceder a una fuente laboral digna, educación y demás beneficios de lo contrario quizás todo sería como pintar la tierra. No obstante hay quienes proponen alternativas, tal es el caso del proyecto Caballos Libres en la Provincia de Salta impulsada por la Fundación por el bienestar animal ,un movimiento presente en muchas otras provincias del pais incluso en Tucuman),quienes iniciaron una movida en internet desde un blog para que los internautas enviaran una carta modelo vía email al Intendente de Salta y a los concejales para que traten y aprueben un proyecto de ordenanza que propone la sustitución gradual de los carros tracción a sangre por moto carros con la correspondiente capacitación en Educación Vial. ¿Podría esta ser la solución a la problematica de los carros en el peligroso tránsito tucumano? ¿Sería viable al menos? ¿Se podría pautar una forma de pago de los motocarros de la misma forma que se pautan la entrega de herramientas en los planes otorgados desde el Gobierno? Después de todo, si hay fondos para invertir millones en videocámaras que registran la “Sensación infrarroja de seguridad” ¿ por qué no invertir en un proyecto como este?. Vos… ¿que opinas?

proyectocaballossueltos

La Propuesta

La problemática de los carreros involucra varias áreas que hay que controlar: el trabajo infantil, la marginación social, la seguridad vial, la salubridad. Es frecuente ver carros conducidos por menores, a veces sin supervisión o compañía de mayores. Accidentes de tránsito causados por estos anacrónicos vehículos. La marginación social inmersa en el tipo de trabajo para el cual estos caballos son usados frecuentemente: el cirujeo en basurales y en la vía pública, mas el maltrato animal, la desnutrición admitida por los mismos carreros, la carga excesiva que deben tirar, los cascos mal herrados, etc.

Caballos Libres Salta junto a FUBAS apoya el Proyecto de Ordenanza de Reemplazo Gradual de la Tracción a Sangre en Salta, presentado por el Concejal Raul Medina en Julio de 2010 ante el Concejo Deliberante. El mismo propone el reemplazo gradual de los caballos trabajadores por vehículos alternativos, brindando una notable mejoría en la calidad de vida, tanto a nivel economico como social y cultural, de los carreros, con educación vial y talleres de fortalecimiento en general. De esta forma posibilitaría que los niños en edad escolar estudien y no se encuentren expuestos a daños irreversibles. Finalmente, los vehículos alternativos tendrían control por parte de tránsito, lo que evitará que sean conducidos por menores.

MÁS INFO EN :

Testimonio de un cartonero en Bahia Blanca:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: