Deja un comentario

35 años diciendo NUNCA MAS

diadelamemoria

Hoy se cumplen 35 años del ultimo golpe de Estado en nuestro pais ocurrido el 24 de Marzo de 1976, ya son tres decadas y media de incansables voces exigiendo Justicia, Verdad y Memoria … por todas y cada una de las almas perdidas en los años mas oscuros de nuestra historia…35 años de decir… NUNCA MAS.

Hace algunos dias alguien me relataba timidamente un fragmento de su historia que indirectamente era tan nuestra: ” Mi Papá estudiaba Abogacia y mi Mamá para ser maestra, ambos militaban  , mi Abuelo tenia tierras en Catamarca , tuvieron que huir allá por varios años y trabajar como maestros rurales … allí nació mi hermana. Luego de muchas idas y vueltas, de” perder” muchos amigos… regresaron a Tucuman en el 81 , mi papá terminó la carrera de Abogado que había abandonado. Mi Mamá no habla del tema pero dijo que hay cosas que jamás va a olvidar… se la llevaron desde la Normal ( Escuela) y la tuvieron cautiva en la Escuelita de Famaillá, zafó por contactos , desde muy chica que vamos al pozo de Vargas y  a las marchas , leímos mucho en casa sobre el tema y es una herida que no cierra en mis Padres. Luego nací yo en el 84 en Tucuman ya, en el 86 mi Papá se recibió de Abogado, mi Mamá de Maestra… jamas volvieron a militar . Es una historia fuerte… pero sin historia no hay futuro y eso es lo que fuimos en ese momento con mi hermana… futuro”.  Esta Historia tan suya tiene desenlace y principio a pocas calles desde donde escribo hoy… pero hace tres décadas atrás… su historia es similar a la de muchos otros que pudieron vivir para contarlo… su historia es parte de la memoria de un país al que le quebraron su pasado como a un espejo maldito, una sola historia donde la tortura, la desaparición de bebés, las violaciones de Derechos Humanos, la censura, la represión son denominadores comunes del terror de aquella época.

Los que nacimos en los primeros años al regreso de la Democracia vivimos un mundo completamente diferente a quienes vivieron en los años del terror a manos de la dictadura y el terrorismo de Estado pero contemplamos los  fragmentos de esa historia tan reciente… acallada… por miedo o por el silencio del dolor. Las nuevas generaciones en los pueblos del interior tucumano continuaban creciendo alrededor de las historias sobre un “perro familiar” que custodiaba los Ingenios Azucareros… “no salgas a la siesta… no salgas a  la noche… no te vayas lejos… no te acerques… arrastra una cadena y brillan sus ojos en la oscuridad… te va llevar el perro familiar… te va llevar” el terror del Sistema se había adherido a los mitos urbanos de  viejos caseríos que olvidaron lo que era  vivir en  paz. Aprendimos de la Historia de los antiguos Imperios del Mundo y no supimos nada de nuestra historia interior, supimos de los Emperadores Romanos y nada sobre los Imperialistas exterminadores que vinieron un día a jugar al poker con la muerte en nuestras narices… Años de conflicto en un planeta bipolar fueron a concluir sus ultimas disputas en nuestra tierra, llevándose a nuestra gente… matando por pensar distinto… por decir… por querer un cambio… por soñar un mundo mejor… por ofrecer resistencia a la represión ya no de una fuerza de seguridad adicta al poder… la resistencia a un modelo de mundo que nos sometería  a una burbuja de mentiras y engaños para hacer girar los engranajes de un Capitalismo que no admitía competencia, deslealtades ni revoluciones.

Mis amigos crecieron jugando y trazando el futuro con sus lapices gastados entre los mismos muros donde miles de seres humanos se aferraron alguna vez a la esperanza de regresar con vida del infierno en  la tierra. Todo comenzó aquí… la antesala de aquel infierno se instaló aquí,aquel oscuro Febrero de 1975 cuando se puso en marcha en la  Provincia el llamado Operativo Independencia con la firma de la entonces Presidenta de la Nación  María Estela Martinez de Perón quien dio vía libre a la intervención de las Fuerzas Armadas para eliminar los llamados “elementos subversivos” : la guerrilla, el Ejercito Revolucionario del Pueblo (ERP ) y demás denominaciones ideológicas con las que se identificaba a quienes se oponían a los intereses de las minorías en el poder.  Por si la sangre derramada hasta entonces en atentados varios fuese poca …las Fuerzas militares y de seguridad llegaron a Tucuman para poner en marcha una guerra sucia que hoy niegan y admiten  a medias de un lado y del otro del mismo pasado en la discusión eterna que no devuelve a la vida a tantos argentinos que murieron por pelear en una lucha que creían debían defender con la vida hasta las ultimas consecuencias por medio de las armas, Ejercito, Policía Federal, Policía provincial, todos y cada uno complices en el espionaje, secestro, tortura y desaparición de estudiantes, militantes politicos, lideres sindicales,etc.

Una entonces recién construida Escuela rural a pocas calles del casco céntrico de Famaillá a nada mas que 35 de la Capital Tucumana se convertiría en el primer Centro Clandestino de Detención (CCD ) de los cientos que se levantarían en todo el territorio Nacional una vez consumado el Golpe de Estado de 1976 , dicho local educativo ,el ex Ingenio Nueva Baviera , la comisaría del Pueblo y la vieja Escuela Lavalle en pleno funcionamiento por entonces con sus ventanas cubiertas con tablas de madera que intentaban mantener la vista de los niños lejos del desfile  diario de soldados arrastrando cuerpos sin vida, fueron los primeros edificios en impregnarse del terror que se dispersaría por todo el país un año después. Quienes lo vivivieron en carne propia nos lo cuentan en primera persona, quienes no lo vivimos ni se nos fue enseñado en las Escuelas lo leímos y lo escuchamos en la voz de los sobrevivientes, lo leímos en las huellas del pasado marcadas en cada lugar por donde la muerte transitó su horror  , todavía resuenan las explosiones en los oídos de los vecinos mas ancianos, todavía descansa en el Galpón Municipal la élice de algún avión derribado en la selva , todavía lucen el celeste y blanco los tanques de agua desde donde custodiaban en lo alto los soldados del ejercito Argentino, Todavía persisten los huecos en las paredes, los gritos  y las apariciones de los fantasmas de las víctimas. Antonio Bussi quien estuvo a cargo del Operativo Independencia tras suplantar al Gral. Acdel Vilas, luego de usurpar la gobernación de la provincia, acabada la Dictadura regresó varias veces al Pueblo donde sembró muerte, como Gobernador de la Democracia… una Democracia donde sus hijos militan hoy en la paradoja recurrente de nuestra historia, Hoy Bussi y otros responsables a cargo de estas masacres se encuentran condenados a cadena perpetua, otros siguen a la espera del juicio que no tuvieron las víctimas a la que aniquilaron con métodos importados de la Vietnam invadida por Estados Unidos, como si no fuera el plan Condor acaso la certeza de que  la nuestra fue una guerra ajena en el marco de un contexto mundial y que fueron nuestros hombres y mujeres los peones ingenuos de una batalla en la que los reyes jamas  se mancharon las vestiduras pero si las manos con la sangre de millones de inocentes. Hoy los genocidas se auto proclaman héroes de Guerra, Héroes de la Patria, mueren uno a uno en sus celdas o en sus prisiones domiciliarias jurándose a si mismos que hicieron un bien … que prestaron un servicio a la Patria… , los tucumanos que se encontraban en el ejercito cuando los mandaron a combatir contra la Resistencia siguen sosteniendo: ” nos mandaron a matarnos entre hermanos”. Las víctimas mortales en tanto se cuentan de un lado y del otro , hay mas de una versión sobre un mismo pasado, y es por eso importante conocer nuestra historia toda, nuestra historia interior, por que un Pueblo que no se conoce a si mismo es  un Pueblo sin Identidad fácil de manipular, de destruir , de esclavizar. Exijamos y profesemos Memoria Verdad y Justicia , para que nunca mas volvamos a repetir el pasado…NUNCA MAS!.

El Operativo Independencia

Se denominó Operativo Independencia a la actuación del Ejército Argentino y la Fuerza Aérea Argentina en Tucumán para aniquilar a la Compañía Ramón Rosa Jiménez del ERP, y a los militantes Montoneros enviados a apoyarlos, y que buscaban crear un ‘foco revolucionario’ en el monte tucumano. Lejos de tratarse de un enfrentamiento exclusivamente militar contra la guerrilla ubicada en el monte, el combate se libraba esencialmente en el plano cultural, contra las ideas y valores de universitarios, artistas, intelectuales, científicos, religiosos, profesionales ubicados en la ciudad de San Miguel de Tucumán. El propio Vilas, quien estuvo a cargo del Operativo Independencia, afirmó que la guerra que se desarrollaba era una guerra “eminentemente cultural” ya que la guerrilla en el monte era sólo la manifestación armada del proceso subversivo y no la más importante.

fuente: wikipedia.org

Escuelita de Famaillá

A la Escuelita de Famaillá le correspondió el triste privilegio de constituirse en el iniciador de la experiencia de los campos de concentración en el país. funcionó en la Escuela Diego de Rojas, en las afueras de la ciudad de Famaillá. En febrero de 1975, con la puesta en marcha del “Operativo Independencia”, se asienta en la localidad de Famaillá un centro clandestino de detención a cuyo cargo se encontraba primeramente el general Acdel Vilas, y del que luego se haría cargo el general Antonio Domingo Bussi. Desde ese momento hasta la fecha del golpe militar del año 1976 funcionó en una escuela que se encontraba en construcción en la ciudad de Famaillá.

fuente: wikipedia.org

Golpe del 24 de marzo de 1976

El 24 de marzo de 1976 una nueva sublevación militar derrocó a la Presidenta María Estela Martínez de Perón instalando una dictadura de tipo permanente (Estado burocrático autoritario) autodenominada «Proceso de Reorganización Nacional», gobernada por una Junta Militar integrada por tres militares, uno por cada fuerza. A su vez la Junta Militar elegía a un funcionario con el título de «presidente», con funciones ejecutivas y legislativas. Al igual que la dictadura anterior, la Junta Militar sancionó en 1976 un Estatuto y dos Actas de carácter complementario con jerarquía jurídica superior a la Constitución. El Proceso fue gobernado por cuatro juntas militares sucesivas:

* 1976-1980: Jorge Rafael Videla, Emilio Eduardo Massera y Orlando Ramón Agosti

* 1980-1981: Roberto Eduardo Viola, Armando Lambruschini y Omar Domingo Rubens Graffigna

* 1981-1982: Leopoldo Fortunato Galtieri, Jorge Isaac Anaya y Basilio Lami Dozo

* 1982-1983: Cristino Nicolaides, Rubén Franco y Augusto Jorge Hughes

En cada una de estas etapas, las juntas designaron como «presidentes» de facto a Jorge Rafael Videla, Roberto Eduardo Viola, Leopoldo Fortunato Galtieri y Reynaldo Benito Bignone respectivamente, todos ellos integrantes del Ejército. Bignone, fue el único “presidente” que no perteneció a la junta.El «Proceso de Reorganización Nacional» llevó adelante una guerra sucia en la línea del terrorismo de Estado que violó masivamente los derechos humanos y causó la desaparición de decenas de miles de opositores. Internacionalmente, la dictadura argentina y la violación de derechos humanos contó con el apoyo activo del gobierno de Estados Unidos (salvo durante la administración de James Carter) y la tolerancia de los países europeos, la Unión Soviética y la Iglesia Católica, sin cuya inacción difícilmente hubiera podido sostenerse. Asimismo, en ese momento se instalaron con apoyo estadounidense dictaduras militares en todos los países del Cono Sur de Sudamérica (Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay) que coordinaron entre sí y con Estados Unidos la represión, por medio de una organización terrorista internacional denominada Plan Cóndor.En materia económica, la dictadura entregó formalmente los ministerios económicos a las asociaciones empresarias más conservadoras que impulsaron una política económica abiertamente desindustrializadora y neoliberal, con máxima expansión de una deuda externa.

En 1982 el gobierno militar emprendió la Guerra de las Malvinas contra el Reino Unido, en un acontecimiento sobre el cual siguen siendo muy oscuras las causas desencadenantes. La derrota infligida provocó la caída de la tercera junta militar y meses más tarde la cuarta junta llamó a elecciones para el 30 de octubre de 1983, en las que triunfó el candidato de la Unión Cívica Radical, Raúl Alfonsín, quien asumió el 10 de diciembre de 1983. Los jefes militares fueron enjuiciados y condenados, y muchos de ellos llevados a prisión, en complejos procesos que se extendieron en el tiempo. La dictadura militar llamada «Proceso de Reorganización Nacional» fue la última. Si bien entre 1987 y 1990 se produjeron varias insurrecciones militares, denominadas carapintadas, ninguna de ellas logró derrocar a los gobiernos democráticos.

fuente: wikipedia.org

Videos

Huellas de un siglo- Operativo Independencia- (canal 7)

Documental: El Azucar y la sangre

El Golpe del 76

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: