Deja un comentario

Las muertes de la corrupcracia

corrupcraciaTucumana

¿Qué es la corrupcracia ?

La corrupcracia definamosla como la Democracia fundada sobre las bases de la corrupción, es una falsa Democracia a la que se suben hombres de traje con palabras que no dicen nada ( y aportan menos ) con el unico objetivo de alcanzar alguna ubre en la vaca transgenica del poder en cualquiera de sus esferas. Tucuman es recordada por las miles de muertes y desapariciones durante su historia reciente antes y durante la Dictadura militar, hoy, en pleno siglo XXI pese a todo el progreso y avance en materia de Derechos Humanos esta falsa Democracia que pregonan personajes sin escrupulos con voz y decisión sigue costandonos muchas vidas a diario, los motivos de las perdidas humanas se disfrazan de inseguridad, de falta de Educación, de fallas tecnicas y hasta fatalidades del destino, pero lo cierto es que aqui en el Jardin de la Republica al igual que en muchos otros lugares de nuestro país es que estas muertes no son accidentes, estas muertes son el producto de la poderosa Industria de la Corrupcracia , a la Corrupcracia no le importa que seas un niño, no le importa que seas pobre, mucho mejor si sos rico y estás de su lado, no le importa si sos  muy tonto ni muy inteligente, la Corrupcracia te exprime, se aprovecha de todos tus recursos para continuar funcioanando en un mundo cada vez menos equitativo. Para la corrupcracia cada uno de los ciudadanos no es mas que un mero numero que se borra y reescribe con un codo y una birome cargada de la oscura tinta de la mentira.

Las victimas de la corrupcracia

¿ A que viene todo esto? a que durante esta semana la Corrupcracia se cobró otra vida, fue este pasado miercoles a la mañana cuando un viejo colectivo Mercedes Benz que llevababa trabajadores cosecheros a la localidad de Famailla cayó al Rio Lules con sus ocupantes adentro, la victima fatal esta vez se llamaba Miriam Elizabeth Vega , al principio dijeron que tenía apenas 24 años, luego que tenía 40 , y que dejó huerfanos a 7 hijos, y que por si eso fuera poco estaba embarazada al momento de morir. Además, entre los ocupantes se encontraba un menor de edad de tan solo 14 años, seguramente si el Río Lules hubiera llevado el equivalente en agua a todas las infracciones de seguridad y de garantias laborales habriamos lamentado muchas mas vidas en esa jaula metalica que día a día transporta miles de almas por las rutas tucumanas. Una mujer embarazada realizando trabajos que insumen un gasto considerable de fuerza , un menor de edad  trabajando y el colectivo sin permisos.

¿Adonde estaba el Ministerio de Trabajo ? ¿Adonde estaban los derechos del niño ? ¿Adonde estaban los Derechos Humanos? ¿ Adonde estaban los gremialistas que se supone representan y defienden a los trabajadores ? ¿Adonde estaban los controles viales esa mañana cuando la vida de Miriam se acabó?.

No es la primera vez que un accidente como este ocurre en las rutas tucumanas involucrando un colectivo transporte de cosecheros, y tampoco es la primera victima a bordo de estos vehiculos ilegales, poco y nada se ha hecho por parte de las autoridades controladoras al respecto.

La Jaula de la Muerte

Tucuman es una provincia donde se dedica gran parte de su extensión territorial a la cosecha de caña y limón  , y cada año estas actividades movilizan a miles de trabajadores que son trasladados a las diferentes fincas y campos para recolectar los frutos de la cosecha anual, hombres y mujeres de todas las edades ( algunos de los más jovenes abandonan la Escuela y trabajan junto a sus Padres ), en su mayoria habitantes de localidades alejadas y remotas del interior provincial se alistan a las cuadrillas de trabajo . Para movilizarlos se emplean viejos colectivos , algunos se tratan de unidades desechadas por las lineas urbanas e interurbanas que cada tanto deben ser renovadas – por ley – , muchos traen viejas unidades compradas en Buenos Aires, algunos por iniciativa propia,otros agrupados en cooperativas, compran y reutilizan estos colectivos para transportar a los trabajadores,y no hablamos de unidades de 10 de años de antiguedad, se trata de vehiculos con 30, o 40 años, quizás mas, que pese a funcionar ya no cumplen con las medidas de seguridad que garanticen la integridad de sus pasajeros, pero esto en la corrupcracia no importa, lo unico que importa es que funcionen, los controles viales no los ven, pese a  la antiguedad de estos colectivos parecen poseer toda la tecnología futurista para volverse invisibles ante las autoridades controladoras y ante la misma sociedad que penosamente va naturalizando la ilegalidad.

El trabajador no puede quejarse, no tiene medios propios para movilizarse, hacerlo en el transporte interurbano sería mucho más caro , así que confía su vida a estas jaulas metalicas para ir al trabajo y regresar a casa cada día, aunque haga mucho frio y las ventanillas estén rotas o se quede el colectivo en la ruta, o cuando llueva mucho y se mojen mas dentro que afuera, las comodidades no importan, sus propias vidas a ciencia cierta ya no les importa, solo llevar un pedazo de pan a casa, solo sentirse dignos una jornada mas trabajando con sus manos la tierra aunque el día de mañana la corrupcracia venga a llevarselos.

Mientras el Gobernador reaparece sonriente y bien alimentado ante sus propias camaras de televisión llenandose la boca con el descenso del desempleo, el blanqueo de los trabajadores, ellos siguen ahi en la misma precariedad laboral, como lo hicieron sus padres, o sus abuelos, y como esperan, mas bien sueñan… algún día no tengan que vivirlo sus hijos.

y… ¿ porqué estos viejos colectivos siguen circulando ? primero por que la Dirección de Transporte a cargo de un señor llamado Roberto Viaña es ineficiente, no cumple con los controles de rutina, y si acaso los cumple sus agentes se encargan de arruinarlo todo cobrando las famosas coimas,  pero a la corrupcracia no le conviene que los viejos colectivos cosecheros sean detenidos,ni mucho menos secuestrados, por eso suelen ser mas permisivos con estas antiguas unidades dignas mas bien de un museo automotor y no de una ruta que se supone traslada la producción y el progreso de una Provincia,  la razón por la que la corrupcracia es tan benevolente con los colectivos de los cosecheros es que tienen una doble función, y no es que se conviertan en autobots o que puedan volar, la doble función es la de transportar a los votantes en epoca de elecciones así como el transporte de los “militantes” cuando se lleve a cabo uno que otro acto politico y haya que movilizar mucha gente para aparentar que la corrupcracia es convocante , Además del  transporte de drogas por su condición de “invisibles e intocables” alimentando las redes de narcotrafico del interior tucumano. Pero… si los trabajadores tienen transporte barato a sus lugares de trabajo y los militantes viajan a los actos politicos sin molestar a nadie… ¿ cual es el problema?     El problema… radica cuando un derecho individual le cuesta las libertades a sus pares, y llega a su limite cuando les cuesta la vida. Estos vehiculos no pueden seguir circulando por nuestras rutas, no son seguros, no se trata de vernos modernos , se trata de resguardar las vidas de seres humanos, las vidas de los trabajadores, las vidas de los militantes más allá de las diferencias idelogicas y las vidas del resto de conductores y peatones que sin arte ni parte muchas veces resultan victimas de los accidentes de transito protagonizados por estas unidades irregulares. Y he aqui la raíz de muchas de la problematicas de nuestra sociedad: el NO RESPETO A LA VIDA. El Tucumano promedio no rinde culto a la vida, cuanto mas barato, mas facil, mas simple, mas ilegal, mucho mejor, no importa cuantas vidas nos cueste nuestra irresponsabilidad , esa es la verdadera razón por la que día a día mueren hombres, mujeres y niños en nuestras rutas, y donde sea que el NO RESPETO A LA VIDA alimente a la corrupcracia.

Las autoridades y las Instituciones adictas a la Corrupcracia puede que sigan haciendo de las suyas en vez de buscar soluciones para la ciudadanía, pero el ciudadano tiene el deber y la obligación de no ser complice de las muertes de la corrupcracia, de denunciar estos hechos irregulares, de detenerse cada vez que descubra que sus propios actos ponen en riesgo los derechos o la vida de los demás.

Si alguien hubiera hecho su trabajo como debía, si las Instituciones fueran mas eficientes, si los gremialistas hubieran luchado por mejores condiciones laborales para sus trabajadores , si la Sociedad denunciara mas e hiciera valer sus Derechos y dejara de mirarse el ombligo, seguramente Miriam seguiría viva, y sus 7 hijos todavía tendrían Madre, Así como seguirían con vida el resto de victimas de la Corrupcracía fallecidas dentro de las malditas jaulas de la muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: