Deja un comentario

El cassette del estamos trabajando fuerte

cassetteruso

Esta semana se produjo una nueva inundación en la ciudad de Alberdi en el sur de la provincia de Tucumán, ayer escuchaba las declaraciones a la prensa que el primer mandatario tucumano hizo, y la verdad la bronca que me dio me inspiró a escribir, por que hay que ser muy conformistas y pasivos para que este señor salga en los medios a hablar de esta manera mientras la gente se sigue perjudicando para no decir nada.

Recuerdo cuando Alperovich hacía sus primeras apariciones como candidato a gobernador, decía que la gente no era tonta, que la gente sabía y estaba cansada de que le mientan, que había que hacer y dejar de prometer, y ayer lo veía encerrado en su propio televisor y entendí plenamente por qué estaba llegando a su fin de mandato tan desgastado, hasta en sus propios discursos. Y no es que  me extrañe que utilice una cámara para auto publicitarse, eso ya nos tiene muy mal acostumbrados, lo que indigna es que no pueda hacer a un lado su repetitivo discurso de cassette del “estamos trabajando fuerte” mientras se llena la boca hablando del sufrimiento de los evacuados.  O se habla de las victimas o se hace propaganda, creo que no hay termino medio cuando se trata de vidas humanas que estuvieron y están en riesgo, estas hablando de personas no estas vendiendo un auto.

Durante el minuto y medio que dura el fragmento de la nota que dedicó a las inundaciones repite insistentemente que están trabajando fuerte, y lo repite y lo vuelve a repetir, como queriéndonos convencer de que es así, o como queriendo convencerse de que si lo hizo así.

video:

Ahora cabe preguntarnos si estuvieron trabajando fuerte cuando permitieron el desmonte indiscriminado de los cerros, como se está permitiendo -gauchada de amigos mediante- en muchas localidades de Tucumán, por que entonces y ahora estuvo y está el mismo señor en la gobernación, y de casualidad del destino sigue el mismo intendente en Alberdi, escondiendo todos desde el año 2007 bajo la alfombra una vieja promesa de construir un dique que decían iba a proteger a Alberdi de las aguas que a tierra lavada por la falta de arboles arrasa sin impedimentos la población -el mismo gobernador admite en el anterior video-.

Como dije no es la única localidad que sufre hoy desmontes y se ve amenazada de sufrir inundaciones futuras ya que esto no se trata de un simple proceso natural, aquí hay una irresponsable mano del hombre y funcionarios que miraron a otro lado -hacia el bolsillo de ellos más precisamente-.

La destrucción paso por paso

Todo comienza con el desmonte, nuestras selvas aún poseen árboles de cedro, una madera muy bien valuada para carpintería, hectáreas de selva se tiran abajo y la madera es vendida,miles de especies animales y vegetales locales ven amenazado su hábitat. En una siguiente etapa se dedica la tierra para uso agrícola, en el peor de los casos un monocultivo destruye la tierra envenenándola con pesticidas que inutiliza la tierra y contamina las reservas de agua, una vez acabado este último y vital recurso natural el monocultivo se va a otro lado, y las tierras son destinadas a jugosos negocios inmobiliarios que ustedes seguramente conocerán con el nombre de”countries”. Esto es algo que diferentes movimientos ambientalistas como el grupo pro-eco vienen denunciando hace tiempo en Tucumán.

Basta recorrer la ruta tucumana hacia el sur, miren Lules, San Pablo, Yerba Buena, cierren los ojos y rememoren cómo era hace 4 o 5 años, ahí donde antes era solo cerro y selva ahora son luces de barrios lujosos y cerrados que acaparan recursos hidricos con permisos correspondientes, por que joder la vida de los demás en esta provincia se hace siempre con la ley bajo el brazo (o alrededor del cuello).

Pregúntense ustedes quienes serán los primeros en sufrir las consecuencias de este desequilibrio ecológico, y quienes serán los últimos y únicos perjudicados de siempre.

Mientras los nuevos ricos se aseguran sus hemorroides en un banco extranjero, ustedes serán los evacuados de alguien que dirá que”estuvo trabajando fuerte”.

Ahora recuerdo las palabras que me dijo un político de las nuevas generaciones, que esta política tampoco iba más, que la gente no es tonta y sabe cuando intentan engañarla repitiendo las mismas palabras y mostrando las mismas imágenes todo el tiempo a toda hora en la tele. Pienso que es verdad que la gente quiere hechos, pero también quiere que dejen de mentirles, que dejen de jugar con sus esperanzas o lo que es peor: con sus vidas.

Después es muy fácil aprovecharse de la solidaridad tucumana -que afortunadamente es mucha y desinteresada- para devolverle al tucumano lo que nunca debió perder si tan solo las políticas de protección del medio ambiente hubieran sido serias y eficaces, si realmente hubieran trabajado fuerte, y si todos como buenos ciudadanos cuidáramos nuestro planeta.

Después del diciembre último y los tres días librados a la delincuencia de ladrones y policías no deberíamos permitirle más estas burlas televisadas al gobernador. Si tiene culpa vaya al Muro de los lamentos, no se limpie el barro en las ropas de este pueblo que ya ha sufrido bastantes mentiras y abandonos.

gente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: