1 comentario

Cuestión de precios

La gente en la calle lo dice todo el tiempo “está todo caro”, sin embargo lo paga, es que este último tiempo se ha vuelto a instalar la inflación en el boca a boca, un tema inflado por algunos medios de comunicación, materializado por la compra del consumidor desprovisto de cuestionamientos. Tucumán no es ajeno a esto, y los precios finales no responden a factores propios del circuito comercial,sino a avivadas de comerciantes para desdicha del publico.

Caminando uno encuentra, y no nos vamos a poner Lita de Lázzari pero algo de razón tenía ella con su “camine señora camine”. En San Miguel de Tucumán la cuestión no es el dolar ni la lluvia de estrellas, los factores determinantes del precio final son otros:

  • la ubicación del comercio
  • el poder adquisitivo de los consumidores
  • la cara del cliente
  • la temperatura ambiente
  • la urgencia/necesidad del cliente. Veamos algunos ejemplos prácticos:

miga

Sanguchitos de miga,de jamón y queso: en la terminal de colectivos se pueden conseguir en los kioskos dispuestos a lo largo de todas las plataformas, en general los precios más altos se cobran en las plataformas donde arriban micros de larga distancia, un sanguchito de miga con estas características oscila entre los 15 y los 18 pesos, a medida que nos alejamos hacia el sur de las plataformas el precio puede bajar hasta los $13 por que en ese lado de la terminal arriban colectivos urbanos e inter urbanos. Si salimos de ahí, en la avenida Avellaneda y Mendoza nos lo llevamos por $11. Poder adquisitivo del cliente y ubicación del comercio fueron determinantes en el precio. Metafóricamente podemos decir que los precios nos corren de Tucumán.

agua

Mismo caso se repite con las aguas minerales que en la terminal las podemos encontrar alrededor de los $7 o $10 la botella chica, si es un día de mucho calor puede costar más caro, sin embargo en ciudades del interior como por ejemplo en El Mantantial puede conseguirse a $5. Ya es todo una locura tener que pagar por un recurso natural que es derecho humano y encima pagarlo con sobreprecio.

Vamos con otra cosa, un elemento de supervivencia masiva (?) , que debe estar siempre presente en la cartera de la dama y en la billetera del caballero: preservativos. Históricamente las marcas lideres fueron (en el siguiente orden de importancia) PRIME, TULIPAN, CAMALEÓN. El precio final de cada uno estaba relacionado directamente con la calidad y variedad del profiláctico.

Los camaleón que venían de costar entre $5 y $6 la caja de 3 unidades pasaron a equiparar los tulipán (siendo de inferior calidad) que según se esté más o menos alejado del centro capitalino rondan de $12 a $15 la caja, en tanto los prime que solían costar lo que ahora un tulipán se fueron de $22 para arriba, realmente precios embarazosos! . El patrón para cobrar preservativos en Tucumán definitivamente son cara del cliente y su necesidad/urgencia, sumado a ubicación del comercio y poder adquisitivo.

condon

Es muy probable que te cobren más caro si estás cerca del centro o de una avenida, en una zona demasiado transitada, también es probable que te pinchen el bolsillo si es pasada la medianoche por que hay pocos comercios abiertos. Ni te digo si traes cara de “vendeme lo que sea rápido”, palmaste!.

Sin embargo existen lugares como comercios poco recurridos en zona de escasa transitabilidad, o mucho mejor: en farmacias donde los condones se conservan en condiciones recomendadas por el fabricante, allí uno puede hacerse con tulipanes por $10 la caja, del mismo modo el resto de marcas se encuentran a menor precio. Quizás la máxima de estos lugares es “vendamos lo que tenemos como sea”.

Y así sucesivamente con otros productos como gaseosas,galletas,y etc etc.

Ropa

Con la ropa sucede algo parecido, históricamente también, parte de los 90’s y principios del post debacle 2001, en la calle 24 de Septiembre hacia la zona de El Bajo se podía encontrar ropa linda y a precios económicos, en contraposición a los precios del micro centro donde se pagaba caro pero por calidad y marca. Actualmente las reglas del juego cambiaron, en la calle 24 de septiembre o en el bajo se pueden encontrar los mismos precios, casi tan caros como los del centro, y encontrarás ropa fea y cara por igual. El secreto una vez más es buscar y buscar, caminar y caminar, solo así se puede dar con ropa linda, de buena calidad y por el precio justo, es que en este rubro si vale el refrán “lo barato sale caro”, mejor pagar un poco más caro y llevarte algo que dure.

Aquí también puede que en lugares alejados del centro, menos conocidos o en zonas menos transitadas los precios sean más bajos,pero no es una ciencia exacta😀 . Una oportunidad son las liquidaciones por cierre de temporada pero ojo! a mirar bien el estado de la prenda😉 .

Ni hablar de precios en lugares turísticos de la provincia, tanto en comida, ropa y productos varios los precios suben en relación al poder adquisitivo de los viajeros que si pueden pagar por llegar hasta ahí pagarán lo que sea según la lógica del comerciante vivo.

En fin, ya para cerrar como siempre digo, la honestidad del comercio  se testea muy fácilmente, si pedís $2 de caramelos  y te dan 2 caramelos o te dan una bolsa llena de ellos por mismo precio, ya sabremos a qué atenernos.

Contanos tu caso!, ¿te gusta el sadomasoquismo de bolsillo? ¿pagás lo que sea? ¿billetera mata galán? coméntanos aquí abajo, tranquilo, es de gratis:mrgreen: .

Un comentario el “Cuestión de precios

  1. hay una regla de economia que dice que “el valor de un producto es lo que la gente esta dispuesta a pagar por el”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: