Deja un comentario

Cara a cara con la inseguridad

motochorrostucuman

Que Tucumán es un lugar inseguro ya no es novedad, y que cada uno de nosotros tenemos una historia para contar sobre ella tampoco es nuevo, pero he aquí que quizás por primera vez me tocó vivir la inseguridad en primera persona, corrijo, la segunda, la primera fue con un uniformado pero eso es otra historia.

Les cuento: venía caminando por la calle cerca de la medianoche del Domingo, no importa mucho la dirección pero como dato les cuento que a 300 metros de allí hay una comisaría. Antes de llegar  a la esquina veo una moto girar muy despacio casi en “U” la avenida, me miran, los veo  a los ojos y sospecho “me van a robar”, el que manejaba no recuerdo si llevaba casco, pero el de atrás era mucho más joven y delgado, tenía puesta una gorra, me miraron, me pusieron en la mira (literalmente hablando) y no se por qué la dudaron y siguieron, a pocos metros de ahí cruzaba la calle una chica con un bolso blanco, cuando ya estaba muy cerca de la esquina los tipos en la moto frenan muy de golpe pero con mucho control como si fueran a atacarla, la miran pero la vuelven a dudar, tal vez por que estaba yo y no querían testigos o “complicaciones” así que siguieron de largo sin hacerle nada. Cuando ambos llegamos a la esquina y antes de que le haga comentario la flaca me dice “che como que… eran choros?”, entonces nos convertimos en conocidos por un intento de asalto no concretado, extraña sensación de compartir el miedo con otro ciudadano desconocido.

Le comento que en la zona es común ver arrebatos, de hecho yo he “vivido” en la zona algún tiempo y he visto como los moto arrebatadores robaban carteras, casi a la misma hora y en los mismos lugares pero la policía nunca estaba.

Y esta noche tampoco estuvo la policía cerca, fue suerte, o que parecemos lo suficientemente pobres como para no ser robados. Me despedí de la flaca diciéndole “bueno nos vemos, cuidate”, cuidate, nunca mejor dicho, cuidate solo que aquí no nos cuida nadie.

Me fuí corriendo agitando la capa (mi campera) para alcanzar un colectivo, tuve que recorrer 400 metros más para dar con un policía, cuando llegué adivinen qué? el policía estaba hablando por t e l e f  o n o (con el 911, seguro estaban muy aburridos los muchachos del call center y les hizo una tubiada).

Agitado le hago señas casi en código morse y le digo que había visto motochorros, al menos pone cara de preocupación me pide la dirección y me agradece por el dato mientras intenta dar aviso a sus compañeros, no se si actuaron pero al menos hice el intento de frustrarles la noche a los ladrones.

Llego a casa, me conecto para enterarme de las noticias que me perdí durante el día y leo que otros no tuvieron la misma suerte que yo , resulta que asaltaron a la diputada nacional Mabel Carrizo y a su marido el legislador Jesús Salim más temprano  a las 19 hs, también por moto chorros, pero esta vez a la salida de un cajero automático  en Av. Alem y Las Piedras.

Ni los políticos se salvan! ¿De qué nos sirvieron las costosas cámaras que ya ni funcionan? ¿De qué nos sirven los policías bilingues a 300 metros de donde un ladrón decide si te roba o te mata?, la inseguridad no se la combate con una publicidad paga a todo color en toda una página de un diario de papel, ni con un spot publicitario en la televisión con su Majestad el Zar repasando filas. No me importa si me decís que estabas trabajando fuerte minutos antes de que me muera desangrado en la calle,no me vendas seguridad DAME SEGURIDAD, TE LA EXIJO, porque la vida, la integridad física de los tucumanos no se pone a salvo porque le cambies el uniforme a los policías, lo he dicho muchas veces: lo que  hay que cambiar es al policía, recursos humanos de calidad muchachos, no el hijo del sobrino amigo que pasa el examen psico físico porque aprietan al que les toma el examen para que los apruebe.

Ahora los mandan a los jefes de la policía que hablen con los vecinos, con lo que les cuesta hablar correctamente el español y tienen preferencia por el tucumano básico con primaria incompleta. Y como hablar no saben les dicen a los vecinos “llamen al 911”, a esa automatización llegamos, a apretar un botón y  hacer el trabajo nosotros para dejárselo servido a ellos, por que ellos claro, con sus estómagos repletos de ociosidad no pueden salir a patrullar y estar en la calle cuando uno los necesita.

Que no todas son manzanas podridas en la fuerza policial eso es verdad, pero he tenido  la mala suerte de cruzarme con los peores, no se ustedes, creo que todos nos cruzamos con las mismas manzanas podridas en diciembre del año pasado cuando estuvimos asustados 3 días en nuestras casas mientras los ladrones pagos dominaban la provincia, y todavía cuando juntamos valor para expresarnos en la plaza de esa independencia que perdimos hace tiempo, nos corrieron a palos desde la casa de gobierno. Les perdonamos que nos dejaran indefensos esos tres días, y se lo seguimos perdonando cada día ¿hasta cuando? ¿hasta la muerte?.

Ojala algún día termine este juego del gato y el ratón, por que el cambio que precisa nuestra sociedad para revertir esto es muy grande y no creo que muchos estén dispuestos a hacerse cargo de que esta es la sociedad que engendramos tantos años de mirar para otro lado en medio de tanta desigualdad social, pobreza y miseria. Hacen falta un trabajo en serio para sacar a la gente de la pobreza,de las condiciones indignas en las que vive, combatir la violencia domestica, fortalecer la educación y dejar atrás el modelo de escuela cárcel, donde los niños crecen entre rejas siendo llenados de contenido vacío por docentes a los que no les importa de sus vidas. Por otro lado hay que pensar en otro cárcel por que adonde van acaba siendo peor el remedio que la enfermedad, pero qué les voy a explicar yo, mejor lo hace el profesor Korstanje, que conoce como es la vida dentro de un penal por que ha trabajado en ello con su obra de teatro y documental “la cárcel de Bernarda Alba”  el sabe de los malos tratos y las humillaciones tras los muros.

Por último déjenme sincerarme, yo no creo en la seguridad que me vende este gobierno, y menos si siguen manteniendo al frente a un tipo que propuso armar a la policía con pistolas electricas, ni aunque fusionen el ministerio de seguridad ciudadana con el ministerio de limpieza de ratones pericotes de las alcantarillas de la casa de gobierno. Gobernador tirá tu rey que la seguridad no es tu fuerte, antes que te roben hasta los calzoncillos -soñar no cuesta nada-.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: