2 comentarios

Sobre torturas policiales y sociales

torturatucuman

Esta semana la cacerola de la noticia tucumana volvió a tirar la tapa pero con un caso muy polemico: tortura a un detenido por parte de policias de la provincia.

El hecho que tomó notoriedad pública por un video capturado por un complice difundido por whatsapp y que se viralizó en internet abrió fuego hacia muchos debates de todo calibre, a  continuación mi analisis de la cosa.

 

Mientras tanto en la TV pública…

Mirá de “detenidos” que estaban:

 

Comiendo vidrio

perejilestucumanos

Primero salió la noticia, nadie opinó publicamente al respecto desde las autoridades. La noticia se replicó nacional e internacionalmente recién entonces aparecieron las primeras declaraciones de funcionarios. Se emitió un comunicado oficial desde la fuerza en el cual no se aseguraba que el agresor fuera policía (a pesar del uniforme que se ve en el video) ni que el agredido fuera un detenido (estaba esposado!).

Desde la policía se prometió una investigación, mágicamente aparecen 2 policías que supuestamente serían los que protagonizan el video, los llevan a declarar (sin esposarlos). Según palabras de Edmundo Jimenez (Ministro Fiscal de la Corte Suprema) a la prensa ambos efectivos se presentaron por voluntad propia. Sin embargo ambos negaron las acusaciones (pese al video). Suena raro ¿no?.

 

“Así con gusto les aumentaría el sueldo”

 

pasajeros de un colectivo se arrojan al piso en un tiroteo durante saqueos en la capital tucumana - diciembre 2013

pasajeros de un colectivo se arrojan al piso en un tiroteo durante saqueos en la capital tucumana – diciembre 2013

Como si se hubieran puesto de acuerdo algunos de los que opinaron sobre la noticia utilizaron la frase que titula esta parte del analisis, en referencia al último y violento aumento de sueldo que la policía de Tucumán recibió tras acuartelarse y liberar 3 días toda la provincia a delincuentes (llamados saqueadores) en diciembre del 2013.

Hablo por mi y como tucumano, en diciembre pasamos 3 días de terror – TERROR- como quizás no habíamos vivido nunca a tal extremo las generaciones más recientes, temiendo por la vida de nuestros seres queridos y las nuestras, temiendo que a cualquier hora un delincuente entrara a nuestro hogar y nos robara todo. Fue como la sensación que sentimos a diario pero potenciada al máximo y durante 3 días consecutivos, con algunos pocos policías en servicio y la gendarmería defendiendo el centro de la capital tucumana mientras la periferia y el interior ardían. Opino que por nada NADA del mundo justificaría un aumento a esa policía que no se diferencia en nada a la policía que tortura, que es tan violenta y corrupta como la que se cruzó de brazos mientras nos atacaban durante los saqueos. Nada justifica el terror y el miedo que vivimos, de modo que no cabe premio alguno.

Por otro lado este caso es solo uno de los que salió a la luz, pero ¿cuántos de nosotros acaso no tiene alguna historia de un amigo o conocido que sufrió torturas y amenazas de tortura por parte de la policía tucumana en estos últimos años?. Los invito a contar sus historias en los comentarios al final de esta publicación.

La tortura fue un metodo utilizado por las fuerzas de seguridad durante la dictadura militar, lamentablemente los residuos de esa época aún permanecen en el accionar de algunos efectivos en función.

 

Tucumán una provincia que avanza

pistolaselectricastucuman

El secretario de seguridad Paul Hofer salió a declarar que el hecho de la tortura mancha la imagen de la institución, el mismo Paul Hofer que estuvo a punto de implementar las pistolas electricas en la policía tucumana (cuyo mecanismo es el mismo que se usaba en las sesiones de tortura con “picana eléctrica” que consistía en enviar una fuerte descarga eléctrica al cuerpo de la victima) hasta que las agrupaciones de Derechos Humanos lo impidieron. La policía de Tucumán va necesitar comprar grandes cantidades de quitamanchas porque la historia de los abusos policiales no es nueva, a modo de ejemplo linkeamos una noticia del año 2012 sobre la tortura a una mujer en una comisaría tucumana: Una comisaría tucumana de cuidado.

 

La violencia que nos parió

evoluciontucumana

Las opiniones están divididas, algunos creen que torturar a un detenido está bien, que si es torturado “algo habrá hecho” y que eso le va servir de escarmiento para no volver a desviarse del camino.

Lo pensé mucho, tal vez ese argumento es herencia de la dictadura, pero quizás está más asimilado desde niños, muchos tucumanos vienen de una generación en la que los padres educaban a sus hijos a los golpes, y muchos de esos hijos hoy adultos agradecen eso. Agradecen que la violencia los educó. Sin embargo los niños aprenden perfectamente sin violencia, no es necesario reafirmar el conocimiento con un golpe. El golpe atemoriza, y muchas veces el miedo termina complicando aún más el crecimiento personal del niño y eso lo condiciona socialmente. No es coherente pensar que con violencia vamos a educar a los violentos a no ser más violentos.

Según la lógica de la violencia si el kioskero me roba $2 con su precio inflado me debo de defender a los golpes para que aprenda, si el cajero del banco se demora tengo que apurarlo a golpes, si mi equipo de fútbol pierde un partido lo resuelvo a golpes (momento! eso si pasa!). Una sociedad violenta a la vista.

La violencia es mucho más que una agresión fisica,  existen discursos de violencia que nosotros usamos conciente e inconcientemente que acaban por legitimarla. Es como si dijeramos “está mal matar, pero  mataría”. Me refiero a que queremos que la inseguridad se termine, que la violencia se termine, pero proponemos más violencia para terminarla, digo, ¿de las guerras en el mundo no aprendieron nada?.

La guerra sigue, ganan los de siempre, y en el medio mueren inocentes, la violencia no resulve nada, legitima: invasiones, ideologías, sistemas economicos, etc, pero solucionar nada. Un poco más acá con la inseguridad pasa lo mismo.

Lo que necesitamos son soluciones de raíz, no amedrentamientos que no conducen a nada, hay que atacar el problema desde su origen mismo. Para reflexionar un poco ¿los delincuentes nacen de un repollo o de un sector excluido de nuestra sociedad?. Ya se, también hay delincuentes de guante blanco que nacen en cuna de oro.

Urge indagar en nuestra sociedad cómo se inicia la delincuencia, cuales son los factores que inciden en la delincuencia, desde la exclusión social, pasando por la droga, la violencia familiar, etc. Se precisa un trabajo amplio, serio multidiciplinario para dar respuesta a eso. Porque si al menos resulta dificil combatirlo hoy  también tendremos la  oportunidad de prevenir el futuro y remediar el error.

Nosotros sujetos sociales somos parte responsable de la inseguridad, no digo que seamos culpables pero si responsables y de un cambio necesario. No podemos esperar que todo baje de un gobierno, hay que empezar nosotros  a definir ese cambio por que también podemos involucrarnos, debatiendo, proponiendo ideas y exigiendo, desde diferentes areas para combatir este problema.

Yo digo que cuando uno ve personas revolviendo la basura y hace la mirada para otro lado naturalizando eso, uno también es responsable de esa realidad y de que no cambie.

No se puede resolver todo con violencia, aunque en la práctica algunos lo arreglen así, por algo nos hacemos llamar civilización, por algo tenemos instituciones que trabajan por la seguridad y la justicia (aunque en la práctica no sea tan eficiente el trabajo), pero de ninguna manera podemos volver a ese estadío humano en el que resolvíamos todo con un palo y una piedra.

Eso que algunos impulsan desde el discurso ya lo vivimos a gran escala en diciembre: vivir bajo la ley del garrote, de hacer justicia por mano propia en auto defensa, y aunque algunos disfrutaron ser rambo por un día y asesinar saqueadores como si fueran zombies… no es una sensación que deseemos repetir. Vivir pensando en matar o morir porque la civilización se anuló y nos convertimos en salvajes es algo que no podemos permitir a esta altura del siglo.

Con decir esto no estoy defendiendo el accionar de la delincuencia (como algunos ya me han juzgado y los entiendo), yo también tengo familiares victimas de canallas actos delictivos, yo mismo he sido victima de la inseguridad  y a manos de  la policía. Simplemente digo que la violencia para terminar la violencia no es el camino.

Si alguien quebrantó la ley debe ser juzgado y debe ser la justicia quien dictamine si es culpable o no, dandole el derecho a defenderse (por aquello de que aveces se detiene a un inocente).  Por eso la importancia de la democracia, sus instituciones y el respeto a los Derechos Humanos, porque así como dicen “aver si opinás lo mismo cuando te roben”, yo digo “aver si pensás lo mismo sobre los derechos humanos cuando una fuerza policial vulnera los tuyos”.

"El derecho a la información es un derecho humano" - Fotoperiodista tucumano atacado por un policía que intenta robarle su cámara de fotos (Septiembre de 2013)

“El derecho a la información es un derecho humano” – Fotoperiodista tucumano atacado por un policía que intenta robarle su cámara de fotos (Septiembre de 2013)

Bueno al menos no todo hace mal nuestra policía …

VS.

2 comentarios el “Sobre torturas policiales y sociales

  1. Su problema amigo es que piensa que a las torturas las inventaron los militares del Proceso, cuando es obvio que viene desde mucho más atrás. Que un policía maltrate a un detenido no tiene nada que ver con la dictadura ni con la dictablanda.
    Eso de erradicar la violencia suena muy bonito, pero es como decir “hay que erradicar los eructos”, ¿cómo erradicar algo que es parte de la naturaleza humana? No se puede, la agresividad no es un problema cultural. A los más que se puede aspirar es a entrenar (o adoctrinar) al policía en contra de su sentido común para que al detenido le sirva café y medialunas mientras lo lleva a una comisaría de la que sale en 15 minutos, listo para perpetuar su segundo delito en menos de 24 horas.

    • En todo caso no tengo problema porque se que la tortura tiene siglos, me refiero a que nuestra policía trae esta herencia de la dictadura. Discuto de que no tenga nada que ver con la dictadura, el discurso y el accionar de la policía tiene mucho de ella, sería una gran coincidencia que no tuviera nada que ver. Es cierto que la violencia es parte de la naturaleza humana, pero no es natural salir a robar, ni torturar, ni rompernos la cabeza en un partido de fútbol. Hay algo que rompe el limite de la violencia natural hacia el salvajismo hecho y derecho, mi propuesta es indagar en eso y buscar soluciones exigiendo la justicia y la seguridad que nos merecemos, pero sin correr tras la cola como el perro que se muerde a si mismo porque sino uno siempre acaba en el mismo lugar. Saludos y gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: