Deja un comentario

Amaya: el dueño de la calle

Suripanta suripanta!

Suripanta suripanta!

Tarde de martes con cielo despejado en Tucumán, clima cálido, ideal para ir a pasear al parque, tomar unos mates, mirar gente desenchufada, respirar aire pseudo puro, distenderse. Hermoso día, nada puede salir mal, nada puede fallar, nada puede perturbar, ni siquiera el cartel LED del municipio que dice “tránsito lento” puede opacar el día, los autos avanzan a paso de hombre, no importa! ¿a quién le importa ir a mil por hora un día como este?.

Estamos tan cerca del parque, ya se puede sentir la brisa que atraviesa los cada vez menos árboles del centenario paseo, pero al llegar a los 100 metros que nos separa de nuestro objetivo unos agentes de tránsito cortan la calle que teníamos que transitar con nuestro derecho constitucional de libre tránsito.

WP_20150414_012

Nos empezamos a cuestionar: ¿alguna obra? ¿un accidente?¿un robo? ¿una abducción extraterrestre?. Le preguntamos a un agente municipal cuál era el motivo del corte, muy amable y muy orgulloso nos respondió:
– Hoy se lanza la campaña del Sr Amaya. en el  Yeraton [paguenme el chivo] se larga de gobernador, está cortado en todas partes
Cuando le preguntamos cuánto duraría el corte nos informó:
Do horita noma, hata la ocho ya va ta liberado todo

Y las “do horita” se convirtieron en cuatro, porque el acto comenzó a las 20 hs y concluyó a las 21 hs, mientras tanto las arterias hacia la zona del parque eran un peligroso caos donde los vehículos quedaban atravesados en la avenida con semáforo en verde del lado contrario, motociclistas que se subían a la vereda para poder avanzar, ciclistas que pasaban peligrosamente entre colectivos, bocinazos, insultos y toda una postal de la actualidad municipal de ese que ahora quiere ir por la gobernación.

WP_20150414_013

Lo realmente lamentable es que al entorpecer el tráfico con los cortes el tránsito fluido de las ambulancias se complicaba, ni hablar si algún patrullero de policía se le ocurría de casualidad salir justo en ese momento a perseguir delincuentes [/ironía],  los peatones sacaban la peor parte porque los autos quedaban atravesados en la senda peatonal y nunca faltaba el distraído que no se paraba a mirar el semáforo para cruzar.

ambulancia
Sin embargo los zorros seguían haciendo de las suyas sin descanso, religiosamente se pasearon por la Av Avellaneda labrando actas y colocando calcomanías a cuanto auto encontraban estacionado en lugares prohibidos (coleccionando piropos de todo tipo por parte de sus dueños).
Mientras la ciudad ardía desde la Avenida Avellaneda hacia el Oeste, del otro lado por el parque todo estaba liberado para que los muchachotes amayistas llegaran al acto oficial que el modesto Amaya decidió hacer nada más y nada menos que en el Sheraton (hacerlo en otro hotelucho iba ser muy de vago de miercole que no tiene ni dónde caerse muerto), el changuito cañero de Simoca tiene estilo, no se puede negar.
En el escenario desfilaron los hombres que lo secundarán en su fórmula, el candidato a Intendente, su vice Alfaro y por último ÉL: el Intendente qué más votos tuvo en la historia de Tucumán (así lo presentaron, qué se yo)
Entre ellos se tiraron flores, se dijeron de todo, que eran hombres de bien, capaces, honrados y hasta que hacían muy bien el amor, esa clase de cosas que los políticos prometen porque creen que así le caen mejor a la gente.
Durante el acto Amayista prometieron que si los votaban iban a dar boleto gratuito para los estudiantes primarios y secundarios en la Capital. Pensar que a los universitarios los dieron vueltas y vueltas como un colectivo porque decían que no se disponía del dinero necesario para financiar un boleto gratuito, que era algo imposible.

Nosotros tampoco nos olvidamos que cada vez que había un aumento en el boleto del transporte público de la capital Domingo Amaya se iba de viaje para lavarse las manos y no volvía hasta que estaba todo cocinado para el aumento, inmediatamente aumentaba el boleto del interurbano y así muchos chicos que querían estudiar en la capital se alejaban más de su futuro.  Hoy con los boletos por las nubes y los puentes en el agua nuestro interior duerme en ese abandono del que Amaya también supo ser fiel cómplice, justamente el que es un hombre del mismo interior. Les entregaron a nuestros jóvenes un claro mensaje: no vueles alto, no sueñes, te vamos a bajar todos los puentes.
Ya entusiasmado en su karaoke el Mingo se animó a mojarle la oreja al gobernador ” a este gobierno se le cayó el maquillaje”, ya se debe haber olvidado que en la gestión Alperovichista el fue el lapiz labial (colorao).
Cuando el contrincante está débil hay que pegarle donde más le duele y donde más sufre su desgaste, Amaya lo sabe y le dio a Alperovich por donde sangra sus gusanos: la inseguridad y la falta de obras hídricas.

El colorao prometió solucionar los problemas hídricos de la provincia (seguramente con algún otro método que el que estuvo usando frustradamente para desagotar el centro tucumano durante cada tormenta) y también prometió seguridad, mucha seguridad, Rambos y Termineitors de seguridad, pero no porque le roban a la vecina, sino porque le apretaron y balearon a sus muchachos, eso es inadmisible, es una total falta de códigos entre mafias. Encima los apretadores se tomaron el trabajo de hacer un cartel amenaza con letras de revistas y diarios, pensar que la mayoría de los alperovichistas no saben hablar ahora nos venimos a  enterar que son hábiles con las manualidades!.

13559_toscano

La buena ortografía delata que esos Alperovichistas son falsos Alperovichistas

 

En cada pausa de sus discursos se escuchaba el audio grabado de los aplausos, hubo una pobre asistencia de gente para nuestro gusto, al menos no hubo la camionada zombie de militantes a la que nos tenía acostumbrado Alperovich. En todas direcciones se veía llegar a los carteleros: amayistas que a pie llevaban varios carteles de apoyo a la formula del colorao para repartirlos entre los recién llegados.
Llegaron algunos motocarros (antes carritos tracción a sangre) con la familia en la caja, y un amayista amante de la naturaleza subió su camioneta al sendero del parque para adentrarse hacia la zona del hotel mientras casi atropella a unos corredores, en tanto un policía municipal contaba calzas apretadas a pocos metros de allí. Muy cerquita una prostituta con más de medio siglo encima apretujaba su escote mientras esperaba sentada en un banco para ver si alguna de las 4×4 amayistas la llevaban a pasear un rato. Repito: los actos de Amaya tienen estilo.
Eso si, los amayistas se tomaron su tiempo, tanto para iniciar el acto como para poner la marcha peronista (20 minutos después de concluido el acto), y para el final (ya cuando no quedaba nadie) el show de fuegos artificiales (20 minutos más tarde) cuya espesa nube de humo fumigó a los deportistas que a diario se entrenan en esa zona del parque, eso si: esta noche los visitantes del hotel duermen sin un mosquito!.
Amaya es el Intendente de la capital tucumana pero el ya se ve gobernador, lo siente así, en su más intima coloradurez, sin embargo se va del municipio con muchas cuerdas flojas, así mientras el copaba la atención y paraba las calles a su antojo, los conductores debían abrirse camino entre los baches de la ciudad. Por alguna razón presupuestaria la esquina con giro libre del Centro de Emergentología (detrás de la terminal de colectivos) tiene uno de los pavimentos más accidentados de toda la ciudad. Ni hablar de los baches profundos que en la rotonda de acceso a Av. W. Posse reciben y despiden a los turistas, ha de ser alguna estrategia publicitaria para que rompan rueda y se queden antarca en el yuyal mirando el cartel gigante de Fuerza Republicana, son solo algunos ejemplos de los cráteres diarios que los tucumanos ya conocen de memoria pero que  para los funcionarios parecen invisibles.

El colorao quiere convencer que está en la vereda de enfrente a la de Alperovich y hasta sumó al farandulero Ceferino Decima (que ustedes conocen como LA POCHOLA) en un video que convoca a votar su formula. ¿Se habrán olvidado los tucumanos que ambos se colgaron de la misma teta? Si hasta Ceferino se hamacaba en el caño de streep tease en el canal oficialista por excelencia de su majestad el Zar y ahora resulta que es el nuevo justiciero amayista.

¿Le creerá la gente al mingo? ¿La Pochola mostrará la bombacha?, Tucumán da para todo.

AL CUETE: todo un símbolo de una gestión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: